Open

¿Cómo mejorar la confianza de tu equipo de trabajo?

Cuando estás a cargo de un grupo de trabajo es de suma importancia que tengas presente las herramientas que permiten un desarrollo exponencial de quienes forman parte de la organización. Como líder de proyecto no sólo puedes enfocarte en la coordinación de labores, es esencial también generar espacios apropiados de crecimiento para aprovechar al máximo las capacidades de las personas.

Cuando has trabajado el tiempo suficiente con un empleado y sabes que es tiempo de otorgarle nuevas responsabilidades, tienes que estar seguro de que esa persona se sienta con la confianza suficiente para ejercer sus nuevas actividades.

Afortunadamente, existen distintas estrategias para incrementar la confianza necesaria en tu equipo:

Feedback de competencias: Saber observar las fortalezas y debilidades de un empleado de manera objetiva resulta fundamental para poder dirigir el progreso y desarrollo de sus habilidades. Cuando comunicas de manera adecuada un feedback respecto a sus competencias y le otorgas sugerencias constructivas sobre sus oportunidades de crecimiento, automáticamente gestas una confianza que se traduce en una comunicación asertiva y autoconsciente respecto a su trabajo.

Inspirar a través del aprendizaje: El desarrollo profesional de tus trabajadores es un proceso de aprendizaje que nunca termina. Toda especialización requiere de conocimientos que difícilmente se obtienen dentro de entornos previos a la labor que se realiza. Es por eso que nunca debes dejar de lado la importancia de nutrir el deseo de seguir aprendiendo nuevas habilidades en los equipos de trabajo. Cuando creas un espacio donde el aprendizaje continuo es la clave para el desarrollo, naturalmente generas lazos de confianza entre los trabajadores.

Monitorear el progreso y celebrar los éxitos: Una vez que se ha construido un ambiente de trabajo donde el feedback y el aprendizaje forman el núcleo central del flujo de trabajo es necesario monitorear de cerca los progresos que los trabajadores tienen. El monitoreo de las actividades con el fin de valorarlas activamente, resulta en un ambiente competente donde los resultados se reflejan en éxitos laborales con mejores compensaciones. La confianza en este sistema es la base para tener un equipo de trabajo proactivo.